Nacido en Madrid (1953), hace diez años decide volcarse en su afición, la pintura. En su pincel conviven dos estilos muy diferentes, pero no por ello contradictorios, que saltan de la realidad a la abstracción: del realismo de paisajes soñados elaborados con sepia y sanguina a la total abstracción de unas obras de estructura geométrica, donde el autor utiliza la fuerza cromática de los negros, grises, blancos y ocres. 
Sus óleos tienen unas características muy propias basadas en el volumen, la realidad, el realismo y la amalgama de colores. Se trata de un estilo personal e identificativo, cualidades no demasiado frecuentes y que son producto de una personalidad escondida que muestra rebeldía y que protesta ante un mundo apagado. 
A lo largo de su carrera artística, José ha mostrado su obra en varias exposiciones, tanto colectivas como en solitario, y ha recibido varios premios y galardones. Entre ellos, destaca el premio a la mejor obra elaborada en sanguina en el Segundo Certamen Internacional de Arte Contemporáneo d’AYCNV (2003) y el Trofeo de Primavera Artemix (2002) a la mejor obra.
Back to Top